A diario mis mañanas son de carreras para llegar a las 9 al cole y corriendo después para dejar a Sofía en su guardería pero con una mañana soleada y de temperatura ideal no puede resistirme a coger la cámara e irme a la guarde con la Bugaboo Bee y hacer nuestro testing 5 como Embajadora del color de Bugaboo.

 

Siempre escribo que mi ciudad me tiene enamorada y creo que no es para menos, porque si paseáis cualquier día por aquí entre las callejas más céntricas podréis encontrados de golpe y porrazo con edificios que quitan el hipo e iglesias majestuosas que facilitan mucho la tarea de hacer unas fotos bonitas para nuestra prueba semanal.

Si tenéis la suerte de que en vuestra guarde haya un espacio reservado para guardar las sillas de los niños éste es un modelo con un plegado rápido y compacto. (Yo retiré la mochila para no aplastar la merienda de Sofía y la manta por pura inercia pero si hubiese dejado ésta última hubiese plegado igualmente bien)

Me gusta como pliega hasta el asiento, y algo que no os había contado, como se ajusta el manillar para adaptarlo a nuestra altura que (en el caso de mi marido y yo es bastante diferente). Además, una vez cerrada, no tiene un peso elevado. ¡Hasta yo la manejo con soltura!

Mientras tanto, Sofía encantada, correteando por la Iglesia de Santa Victoria como si tal cosa justo antes de entrar a la guarde con la Bugaboo Bee.

#soyembajadordelcolor #testingbugaboo Bugaboo España @madresfera @ahoratbmama

Guardar

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con