Los niños crecen hiper rápido y nosotros nos empeñamos en soñar saltándonos muchas etapas de su crecimiento: pensando cómo será, a qué le gustará jugar, si será mejor o peor estudiante… y cuando eso llegue y duerman del tirón (lo sé, siempre pensando en lo mismo) echaremos de menos los momentos actuales o aquellos que los que dándoles el pecho o el bibi se quedaban exhaustos en nuestros brazos.
A mi me pasa algo así cuando veo las casas de muñecas o las cocinitas ¡deseando estoy de que Sofía tenga edad para jugar con ellas!

Pero mientras que esto llega, siempre puedo compartir con las que sí tenéis las niñas más mayorcitas algunas cocinas en miniatura que me han robado el corazón, que no el sueño. Ese me lo roban otros 😉

 

Cocinitas de lo más variopintas: fantásticas y recién salidas de fábrica, sensacionales cocinas que nacen de cualquier otro mueble (una mesa, un cajón o incluso una silla) o cocinitas made in Ikea, acompañadas por menaje para niños, de la forma más coqueta.

 

Edito: Sofía tuvo unas de esas cocinitas infantiles personalizadas justo cuando debía de llegar y no puedo estar más contenta con el resultado de nuestra personalización. Puedes verla, aquí.

Guardar

Guardar

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

3 comentarios

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con