Cómo tener un perro sin haberlo planeado

¿Cómo tener un perro sin haberlo planeado? En casa de mis padres nunca quisieron tener un perro. Por eso, suena paradójico y mucho, que mi hermano y yo, años después de marcharnos de casa y dejar el nido vacío, le regaláramos un Cocker precioso con un lazo rosa anudado al cuello. Si se lo hubieran contado 20 años antes se hubieran reído y mucho.

Cierto es que no se debe regalar un perro o cualquier otra mascota a nadie, aunque éstos sean tus padres, sin saberlo consultado antes pero nuestro regalo no fue del todo inesperado. El hacerlo no fue una decisión rápida sino muy meditada y en consenso. Supongo que por eso, todos pensamos que fue un regalo desde el primer momento en que la conocimos y seguimos queriéndola con locura. Tanto que ya es un miembro más de la familia.

Todo comenzó cuando a la familia de Rafa llegó Yaiza, una perrita cocker canela que mis padres acojerían de forma provisional durante un día. Ellos, fueron los primeros “mayores” en conocerla y enamorarse instantáneamente. Cómo sacan nuestro lado sensible los cachorros… ¡Qué sorpresa más grande la mía!

Estuvieron semanas y meses acordándose de esa cachorrita y fue el detonante, después de varias insistentes preguntas de seguridad, para encontrar una Cocker lo más similar posible a Yaiza. Una perrita que me recordaba inevitablemente a la que siendo niña fuese mi raza favorita entre las raza de perros tras ver la película “La Dama y el vagabundo” Creo que Dama nos conquistó a muchos…

Así fue como Nayra llegó a nuestras vidas y nos cautivó a todos convirtiéndose en la perrita más cariñosa y fiel que conocido nunca. Y cuando llegaron los niños a casa no nos defraudo. También es verdad que ante la llegada de éstos seguimos algunas de las recomendaciones que hacen los profesionales a la hora de comprar cachorros o preparar a las mascotas para la llegada de un bebé a casa. Hay diferentes sites que informan sobre este tema, yo me topé con la web del Portal del Criador, que tiene una sección de consejos e infografías de este tipo muy útiles que ayudan si estás pensando en aumentar la familia.

Creo firmemente que las mascotas ayudan a los niños a ser más responsables, más conscientes del cuidado de otros seres vivos. Tener una en casa, o en casa de un familiar cercano, como es nuestro caso, tiene muchas más ventajas que inconvenientes.

En invierno, ahora que ya no vivimos en la misma ciudad, podemos eventualmente disfrutar de la compañía de los abuelos y Nayra, pero cuando llegan el calor y las vacaciones escolares, tenemos la suerte de convivir con ellos mucho más tiempo. Los meses de verano son más divertidos con Nayra en casa. Es una delicia tenerla cerca. Tanto por el cariño que nos regala como por lo divertido que es tener su compañía al lado de Rubén y Sofía.

Ellos, disfrutan sacándola pasear, dándole de comer, jugando o, simplemente, descansando a su lado a la hora de la siesta. Las sesiones de fotos con ellos juntos son interminables.

Cómo tener un perro como nuestra pequeña ya no es ningún misterio para nosotros. Es toda una aventura. Tener una mascota como Nayra es una experiencia que nos hace crecer a todos los que la tenemos cerca.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *