Trabajar desde casa con niños, o con una niña sentada en tus rodillas y otro tirando de la silla reclamándote, puede ser un gran desafío aunque es algo a lo que poco a poco he tenido que ir adaptándome. Trabajar desde casa, como freelance haciendo diseño para autónomos y pymes, (también emprendedoras) desde Blanco Ruso, supone una mezcla de tareas impresionante.

No tienes horario fijo que cumplir (gran alivio si eres madre) pero que tienes la mente en el trabajo las 24 horas del día, mientras haces las camas, preparas las comidas o vistes a los niños para llevar o recoger del colegio.

A primeros de año, cuando escribía este post, me planteé hacer una serie de cambios en la programación de mi rutina profesional, para procurar a mis clientes el máximo beneficio y  asegurarme también disfrutar de mi familia aprovechando bien las cortas horas del día. Mi salud se estaba viendo menguada y tuve que parar en seco para planificarme adecuadamente y que la salud no se fuera en mi empeño por ser emprendedora.

Trabajar desde casa con niños puede ser desde lo más bello a lo más frustrante del mundo porque la concentración es algo que en muchas ocasiones podrá faltar.

Es por eso que hay ciertos hábitos que quiero compartir contigo para que no llegues al limite como llegué yo este invierno:

trabajar desde casa con niños

Premisas para trabajar desde casa con niños

1. Política de puertas cerradas: tener una habitación en exclusiva para mi en la casa ha sido la mejor de las bendiciones. Es fundamental, encuentres un espacio en casa en el que en las horas de trabajo, nadie necesite entrar. Procura buscar un adulto que se encargue de entretener a los niños y déjarles claro que mientras la puerta está cerrada, tú estás trabajando. Cuando está abierta, pueden pasar sin que acabes enfadada riñiéndoles. Si son pequeños será muy difícil que entiendan porqué no juegas o los llevas tú a la piscina pero acabarán acostumbrándose.
En nuestro caso, al trabajar Rafa en horario de mañana, las tardes son mías en el estudio.  Salvo excepciones como una cita en pediatra, niños malitos… etc. Las mañanas entre llevar y traer niños al cole, recoger un poco la casa o preparar almuerzos, pasan volando. Por ello, tener la jornada de tarde libre de meriendas o llantos es muy agradecido.

2. DIY y juegos entretenidos: siempre no contarás con la ayuda externa que necesitas por lo que tener bajo la manga alguna reserva de manualidades facilitará la tarea del entretenimiento. Ten a mano sellos de colores, lápices, acuarelas… Cualquier cosa que los ayude a ser creativos. Con rollos de papel o vasos de plástico los harás felices y se relajarán un rato. Así podrás seguir trabajando cuando los acuestes.

3. Escoge entre madrugones o noches largas: si tus peques aún duermen siestas llevas ventaja. Ese tiempo te vendrá de perlas para adelantar los proyectos que tienes entre manos. Caso contrario pon la balanza: ¿Prefieres madrugar y acostarte temprano? ¿Trabajar después de cenar con tu marido en lugar de ir a dormir antes de la media noche? Intenté la primera opción pero me resultaba más fácil quedarme hasta tarde que a las 6 de la mañana. Casualmente, de 6.30 a 7.30h siempre se despertaba alguno y acababa en mi estudio sentado encima de mí. Para salvar interrupciones, volví a trabajar de noche. Sus primeras horas de sueño son las más profundas.

Resumiendo

Trabajar desde casa con niños es la mejor opción si quieres tenerlos cerca y no perderte sus momentos importantes. Aunque, te adelanto, que será mucho más fácil si sigues mis consejos. Este puede ser tu año, ¡adelante!
¿Cómo haces tú para trabajar con ellos en casa?¿Tienes algún truco que compartir? Sería muy productivo intercambiar estas experiencias.

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

8 comentarios

  • Me he sentido identificada en cada una de las líneas de tu entrada, Mammen.

    Pienso que las mamás que trabajamos con un despacho en casa tenemos que ser muy creativas ya que a medida que se multiplican (porque crece la familia o porque vienen de visita primos, amiguitas,…) o crecen, y dependiendo del día y la hora, tendremos más oportunidades de éxito en la labor de trabajar con ellos.

    En mi caso (hijo e hija), a veces uno está la mar de entretenido con los bloques o cualquier otro juguete, pero el otro no para de entrar. Para esos casos instalo un pupitre junto a mi mesa y los pongo a hacer alguna actividad. Puede ser tareas, dibujar, modelar plastilina,… Suelen quedarse muy concentrados… hasta que el que estaba entretenido fuera le da por buscar dónde está el otro y también quiere quedarse (¡no cabemos!).

    Entonces, vuelta a empezar, inventando algo que les interese… jaja

    • Mayte, mil gracias por compartir con nosotras tu día a día. Te lo agradezco mucho.
      Llevas toda la razón en que debemos ser muy creativas para tenerlos entretenidos el máximo tiempo posible. Por eso, es bueno siempre tener en la retaguardia alguna manualidad nueva, un juego que nos haga partícipes a nosotras (aunque en segundo plano) o que ante la desesperación cedamos en prestarles una tableta con apps que además de divertidas sean educativas, aunque sea un ratito que les relaje a ellos y nos devuelva la concentración a nosotras 🙂
      Un besote!

  • Nora  

    Trabjar desde casa es una tarea muy desafiante, pero así también es de gratificante poder estar presente en el crecimiento de tus hijos. Otra para cuando tenés algún trabajo rush es contar con amiguitos disponibles. Así se entretienen jugando entre chicos y los más peques a medida que van creciendo se van sumando. Además ser súper flexible. Hasta diría nada de rutinas, pero eso depende cada una. Más bien algunas tareas para el día para ir adelantando cuando encuentres algún ratito.

    Saludos!!!

    • El tener compañía es también muy buena opción, Nora. Siempre y cuando los amiguitos no causen mucho alboroto 😀 En el caso de las niñas suele ser sencillo porque son tranquilas en sus juegos (al menos en mi caso); ahora bien, con los niños… es harina de otro costal ¡Son imprevisibles!
      Y de rutinas… uf es complicado marcarlas aunque hay ciertas cosas que a mi, sí me viene muy bien tener claras y ordenadas.
      Gracias por dejar tu comentario. ¡Besos!

  • Espe  

    hola Mammen!
    mi duda existencial es….como compaginar casa, peque de 10m y blog cuando además trabajas de manana de 7 a 13.30 en una oficina ???
    hace 2semanas volví de vacaciones con las pilas cargadas y ya vuelvo a estar igual de atascada q antes de irme!!….S.O.S
    Espe,

    • Hola, Espe 🙂 Es complicado lo que me cuentas con un bebé tan pequeño. En ese sentido yo soy afortunada porque trabajaba desde casa. Aunque no tuve baja maternal porque al ser autónoma no podía permitírmelo, sí que es cierto que apenas dormía. Aprovechaba las mini siestas (ninguno fue dormilón ni de día ni de noche) para trabajar. Cocinaba de noche y el peso de la casa recaía en gran parte en mi marido. Sin él todo ésto no hubiese sido posible.
      Mi recomendación es que aproveches sus primeras horas de sueño al caer la noche y que los fines de semana los exprimas para estar más tranquila el resto de la semana. No es fácil, es agotador, te lo dice una que el invierno pasado tuvo que buscarse un trabajo de media jornada fuera de casa, seguir con lo mío y además encargame de dos peques pero se puede hacer siempre y cuando tengas mucha ilusión por conseguir tu meta. Ánimo y un besote!

  • Hola Mammen, es la primera vez que te escribo en el blog, aunque te sigo desde hace tiempo. Yo soy de las que se pega madrugones, me levanto a las 5 y para y media ya estoy delante de la pantalla del ordenador. Los fines de semana también me levanto sobre las 6-7, y por supuesto, lo de las siestas no sé ni lo que es, pero bueno, todo sea por luchar por el sueño de cada una, y sobre todo por verles crecer.
    Un abrazo!

    • Ay, Agurtzane… creo que son pocas las privilegiadas que emprendiendo saben lo que es dormir pero como tu dices, todo sea por conseguir alcanzar las metas que nos hemos propuesto. Estoy convencida que con tus ganas y esa fuerza de volundad madrugadora, seguro que lo consigues. Un besote y mucha suerte!!

¿Y tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

He colaborado con