27 septiembre, 2012

Escribo hoy el post con los pies aún mojados. Hoy me he propuesto que tengo que hacer algo para no parecer una seta andante. Sí, una seta andante. Entiendo (aunque no me parezca justo) que a estas alturas lo de ser bajita no tiene arreglo pero algo tengo que hacer para que cuando toca un día de chaparrones, llevar a Rubén a la guarde no suponga pasearme cual jorobado de Notre Dame.

Subirse a una acera con la silla de paseo y los 16 kilos de rubio o recorrer una cuestecita bien larga para llegar al centro (vivir en el casco histórico es lo que tiene) es toda una aventura por mucho que te fajes los vaqueros o recurras a las socorridas zapatillas de deporte. Aún así, os lo prometo, jorobada y con caparazón y eso que Sofía se quedó en casa con la abuela. Con ella en el canguro mejor no pensar cómo me hubiese visto reflejada en un escaparate. Para partirse de risa, seguro.

Por tanto, me he propuesto que, a la de ya, busco por la red uno de esos adaptadores para colocar en la silla (me han contado que se comercializan en España). Os iré informando.

Pasad un feliz jueves aunque sea pasado por agua 😉

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

1 comentario

  • jajajjaja!!!me pasó lo mismo ayer al llevar a la mia al cole, y con el otro en la sillita, el forro de agua, el paraguas roto, la capucha q se les salia…en fin, un cuadro…y el lio q se monta los dias de lluvia en los alrededores del colegio, los coches…Besos!!<br />Virginiahttp://virginia-ilustra.blogspot.com.es/

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con