El viernes, os enseñaba la que fue la mesa del cumpleaños de princesas y caballeros de mis hijos, puedes verlo aquí. Así dejaba para hoy algunas imágenes de los protas del día que lo pasaron en grande, sobre todo Rubén que celebraba su fiesta de cumpleaños, por primera vez, con algunos de sus compañeros de clase.
cumpleaños de princesas

Lo pasó genial, de hecho, mientras preparaba este post, me recordaba lo bien que lo pasó y lo ricas que estaban las tartas pidiéndome acto seguido que, por favor, quería cenar tarta de cumpleaños.
Si le preguntase a Sofía, seguramente preferiría las palomitas, de las que no se separó en un rato bien largo, eso sí, siempre sin dejar de lado a su nuevo carrito que paseó durante toda la tarde y parte de la noche.

Ambos iban vestidos como lo había soñado mientras los dibujaba para su invitación a los cumples aunque las coletas de Sofía duraron lo justo, como de costumbre y su felpa-corona lo mismo. Los disfraces los cosió mi madre y quedaron sensacionales aunque mis enanos no me dejaron que les hiciese una foto en condiciones.
Aparte de nuestro tenderete en forma de mesa dulce, dispuse una mesa auxiliar con las botellitas de cristal y sus pajitas rayadas, las felpas con coronas que la abuela me ayudó a coser y las espadas de los pequeños caballeros de este cumpleaños de princesas y caballeros.

cumpleaños de princesas

Para los bebés invitados, preparé unas bolsas kraft rellenas de gusanillos y demás chuches tiernas y para los mayores, unas cajitas tipo picnic que me tenían enamorada desde que las vi por primera vez. Y todas con su etiqueta personalizada con el nombre de cada niño.
Los vasos, platos, pajitas así como las servilletas procuré que también fuesen a juego con el resto de la fiesta.

Y después de apagar las velas, apareció el dragón de la fiesta convertido en piñata y que con papel de seda, pinocho y cintas de colores decoré paso a paso como veréis en un tutorial en los próximos días.

Pasada la fiesta y tal como hice hace un año con el dibujo de la fiesta del tiovivo, saqué impresa la ilustración y ahora se encuentra en la cabecera de la cama de Rubén.

Al fin y al cabo fue él, el que llevaba todo un año esperando esta fiesta de caballeros y princesas. Era lo mínimo que podía hacer para mantener el recuerdo de este cumpleaños de princesas y caballeros por muchos años.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

5 comentarios

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con