Cumpleaños

Este pasado fin de semana he estado en el primer cumpleaños de una sobrina y me ha hecho darle vueltas y más vueltas a algo que hace tiempo me ronda la cabeza.

Dentro de pocos meses tendré que celebrar el primer cumpleaños de mi peque así que ya va siendo hora de ir definiendo que es lo que quiero hacer.

Entre tanto y buscando ideas para el evento me ha parecido que una fiesta al aire libre no estaría nada mal ya que pronto el tiempo acompañará y que si encima los niños pueden disfrutar participando en la merienda estaría mucho, mucho mejor. Sé que mi retoño no se va a enterar de nada pero quiero que el recuerdo que tenga sea inolvidable y para muestra un botón.


Cuando a Maxfield le preguntaron cómo quería celebrar su segundo cumpleaños le dijo a su mamá, “helados, mamá”, así que su madre tomó dispuesta esta sencilla idea y creó una heladería súper especial. Todos los asistentes pudieron construir sus propios helados, combinando los aperitivos favoritos de Max. Chenin, su mamá preparó conos de cartulina que sirvieron de cucuruchos para que los globos se convirtieran en helados flotantes. Todo lo que os escriba es poco. Las fotos lo dicen todo.

Fotografías: Boutwell Studio

No sé como acabará su primer cumple pero, desde luego, es todo un reto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *