Uno de mis últimos retos como Quinny Caster, os conté mi participación en esta fantástica iniciativa aquí. Podéis ver por todos los retos que hemos pasado las Quinny Caster aquí. El que comparto hoy en el blog fue desarrollar un poquito la creatividad haciendo un DIY casero, o como me gusta llamarlo un Hecho a mano.
El 7º reto me vino genial para darle un aire nuevo a la casita que había comprado para decorar el dormitorio de Sofía y que desde hace al menos 2 meses esperaba ser atendida.

 

Materiales para decorar una casita de madera:

-Pintura en spray rosa

-Cinta de carrocero y papel

– Papel pintado a rayas

-Pegamento en spray

Separé el fondo de la casa y recorté del mismo tamaño un trozo de papel pintado. Éste nos había sobrado empelando el dormitorio infantil. Así lo pegué posteriormente con pegamento en spray. Una vez adherido, coloqué el fondo de nuevo en la estructura y forré las zonas que no quería pintar de rosa cercanas al tejado.

 

 

Un par de manos de pintura hicieron el resto. De ese modo, mi pequeñaja poquito a poquito tenga un dormitorio especial y con elementos DIY.

Ahora, podemos colocar algunos de los objetos que más me gustan de su habitación. Como la inicial de su nombre, la lamparita de conejito o el móvil musical en forma de pollito de cuando la mamá era el bebé.

 

Éste último es el que más me gusta por lo que significa. Le tengo muchísimo cariño y a pesar de haberse llevado algún que otro golpe, mantiene intacto su encanto.
¿No es ideal? A mi estos ojitos me robaron el corazón desde la cuna. ¡Feliz martes!

 

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

5 comentarios

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con