Hoy viernes nos toca fiesta de carnaval en la guardería y como ya nos pasó hace un año, otra vez la abuela de Rubén y yo nos hemos tenido que poner las pilas para hacer un disfraz divertido y diferente en poco poco tiempo. Seguro que no soy la única que deja todo para última hora ¿verdad? Y no es que sea un disfraz original (no será el único piratilla de la guarde) pero el hecho de estar hecho a mano tiene ese algo que lo hace único.

Menos mal que tengo una madre que vale millones y que hace realidad, con su máquina de coser y maña, todo lo que se me pasa por la cabeza para tener un resultado al que no le falte ni un ápice de detalles.

Si Rubén aguanta algo más de cinco minutos con el disfraz completo prometo fotos. Procuraré usar los trucos que me habéis chivado para convencerlo, el chocolate seguro que es el trueque perfecto.

Feliz fin de semana y disfrutad del carnaval que es lo que nos toca 🙂

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

1 comentario

  • Gracias por la información, muy buen post esta bien ilustrado y explicado me ha servido de mucha ayuda.

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con