No sé que os parecerá a vosotros pero el hecho de que cada día Rubén se levante con ganas de ir a la guarde bien se merece que dedicase un ratito de mi escaso tiempo libre a hornear unas galletas de bocadito y embasarlas de esta forma tradicional pero vistosa para regalárselas a sus seños.

Unas sencillas pero riquísimas galletas de vainilla en forma de nubes y estrellas, 4 frascos de potito (seguro que si tenéis bebés cerca no os costará encontrarlos), unos retales de tela mona, cuerda, pasta para modelar y ¡¡tachán!! este es el resultado.

Para las estrellas utilicé una pasta de modelar muy básica que podréis encontrar en las tiendas de manualidades. Yo la compré en Estilo una tienda cercana a casa y que también dispone de tienda online, os dejo el enlace directo a la pasta aquí.
Con ella, un rodillo y unos cortantes salieron estas estrellitas tan monas que decoré con el año que estrenamos en pocos días.
La idea os puede servir igualmente para cualquier otro dulce hecho en casa, mermelada, crema de avellanas… etc y siempre resultará ideal como detallito especial para esa persona cercana a la que queréis agradecer de una forma sencilla lo mucho que hace por vosotros. 
Lo mejor: aún estáis a tiempo de prepararlo, al 2012 aún le quedan ¡6 días!

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

4 comentarios

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con