Eso es lo que me encuentro a lo largo de toda mi casa, tropezando con ellos día sí y día también a la par que evitamos que caigan sobre el tierno cuerpo de Sofía gracias al pequeño gamberro que habita en mi casa. Aún así, siempre pienso lo mucho que me gusta verlos tirados sobre el suelo porque en ese momento, mi casa se convierte en un hogar que está vivo, respira diversión, sueños y hasta una pizca de locura.

Y luego está su cuarto… que me encanta mirar y remirar cuando estoy sola y la casa se ha quedado en silencio (en raras ocasiones desde que llegó mi niña). Todo revuelto por sus pequeñas manos, lo que lo hace aún más divertido.

Juguetes que servirán para jugar y en muchas ocasiones también como objetos decorativos. Y es que hasta un vestido de flamenca en un dormitorio vintage resulta la mar de interesante ¡Jamás lo hubiese imaginado!
Este tren de madera, me chifla pero los cochecitos de paseo para pasear a las muñecas…

 Y para terminar, no podía faltar el camión, ¡de bomberos!, por supuesto.


Porque todos y cada uno de estos juguetes tradicionales nos hacen sentirnos más niños y sirven ante todo para compartir sus ratitos de juego con mucha más cercanía.

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

3 comentarios

  • Me encantan las fotos!!!<br />A mi también me gustan los juguetes por la casa, se ve vivida, además siempre nos ayuda a recoger y para au cumple me enterado que suena por ahí una cocinita.<br />Besos

  • Qué suerte tiene tu nena ¡una cocinita! Un regalo precioso

  • ay… y encontrar gormitis dentro de una de mis jaulas vintage o muñequitos de Lego en los faroles de la escalera.Le dan un toque naif a mi casa, pero no se puede evitar

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con