Me tomé las vacaciones antes de tiempo, no hace falta que os lo cuente para que os hayáis dado cuenta. Necesitaba un descanso pero me parecía mal haberlo hecho sin previo aviso.
Mi cuerpo y mi mente lo necesitaban y en ocasiones el cuerpo cede menos que la mente porque el primero es como una goma elástica que va cediendo con cada estirón pero que si se tensa en exceso acaba rompiéndose. Estos meses de atrás he estirado demasiado esa goma y llegado este momento no he tenido más remedio que parar en seco algunos días y darme cuartelillo.
Hoy ya es jueves santo y estaremos todos de descanso o todo lo contrario, acabaremos la semana más cansados de lo que la empezamos porque si sois del sur o pasáis por aquí y os gustan las cofradías estos días son de calle, de mucho andurreo y de olor a incienso.

Si además, os toca hacer estación de penitencia en vuestra hermandad, disfrutaréis de una escapada o simplemente del asueto, estoy convencida que aprovecharéis como yo para recargar pilas y coger aire bien fuerte, para volver de esta Semana Santa con energías renovadas y mucha, mucha ilusión por todo lo que está por venir en vuestras vidas y en la de Atm.
Nos leemos el lunes 😉

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con