Sueños profundos

El fin de semana ha sido de lo más movidito. Con dos bodas entre el viernes y el sábado, el domingo estábamos todos derrotados y una siesta después de comer, a Sofía le vino que ni pintada. Fue de esas ocasiones en que me cuesta trabajo que termine de comer porque su sueño es tan profundo que se duerme entre cucharada y cucharada.

Es uno de esas cosas que sólo ocurren cuando aún se es muy bebé pero es una estampa tan tierna difícil de olvidar cuando se empiezan a hacer mayores y que provoca siestas tan intensas que me permiten deleitarme haciéndoles fotos tan bonitas como estas.

Ahora que por fin llegan las buenas temperaturas (este fin de semana hemos superado los 30º) es genial tener a mano la muselina que nos regaló la abuela. Me apetecía mucho tener una de la firma Aden+Anais. Muselinas extra grandes con una suavidad extrema perfectas tanto para los recién nacidos como para los bebés más mayorcitos y que me parecen un regalo muy útil para cualquier mamá reciente.

La de Sofía, la encargamos en Pequeño RockanRoll ya que aquí en Córdoba no conseguíamos hacernos con una y desde su tienda de Madrid todo fueron facilidades. Nos enviaron unas fotos de los modelos de los que disponían en los colores que les solicitamos y pudimos escoger nuestra preferida, una de las muselinas de la gama Bamboo.

Pequeño RockanRoll pronto tendrá tienda online pero de momento os dejo el enlace a su web para que podáis ir echándole un vistazo.
Feliz semana ¡soleada!

4 comentarios en “Sueños profundos

  1. Gracias, Jessica. Estas muselinas es que son una gozada ahora que llega el buen tiempo porque se convierten en complemento ideal para una siesta en casa o en la calle. Me alegra haberte dado una idea para tus geniales sesiones y te lo vuelvo a decir ¡qué penita estar tan lejos! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *