Tarifa y la Virgen de la Luz

V-Luz-Tarifa-17

Todos los años en septiembre Tarifa se viste de fiesta. Desde hace tiempo soñaba con acercarme a este precioso pueblo de Cádiz en esa fecha y participar de una de sus tradiciones centenarias.

Cada verano viajamos hacia allí para ver a la Virgen de la Luz y agradecerle de algún modo el habernos convertirdo en una familia de cuatro, porque hubo un tiempo en que pensamos que siempre viviríamos en pareja. Cuando fuimos a verla te lo adelanté desde mi cuenta de Instagram.

V-Luz-Tarifa-3

Siempre hicimos la visita en su Santuario a las afueras de Tarifa y aunque este año la prorrogamos a septiembre con la compañía de los amigos cordobeses que nos dieron a conocer la devoción de este pueblo, resultó ser la mejor de las decisiones.

Desde que nació Rubén hemos seguido visitando cada año este pueblo. Os contaba nuestra historia con la Virgen de la Luz en un post hace un par de años y la tradición de los tarifeños cada día se afianza más en nuestra casa.

V-Luz-Tarifa-18

Como llegamos práticamente a mediodía lo primero fue ir a almorzar a La Tabla, una pizzería de lo más casual donde las pizzas se cortan a tijera, se derraman de los platos de lo enormes que son y saben deliciosas. Para los niños la mejor de las decisiones porque el tipo de comida les encanta y eso significa tener medio asegurada una comida tranquila.

V-Luz-Tarifa-19

Pasear por las callejuelas de este pueblo costero famoso por sus playas y la práctica del kitesurf es una delicia por lo que siempre que me marcho me riño a mi misma por no haber buscado la ocasión de fotografiarlas aún más. Aunque mirándolo por otro lado, así tengo la excusa perfecta para quedarme un día completo en otra ocasión.

V-Luz-Tarifa-4V-Luz-Tarifa-15

Aún así, camino de la iglesia de San Mateo aproveché para fijarme en esas fachadas tradicionales que se entremezclan con el ambiente más multicultural de Tarifa. Esa mezcla ya forma parte del encanto de esta población y que en el día del paso por el manto de la Virgen de la Luz se aprecia más, si cabe.

Las colas para ver a la Virgen son asombrosas, desde que se abren las puertas por la mañana temprano hasta que se cierra a última hora de la noche, cuando no queda nadie en la puerta. La devoción impresiona y dentro de San Mateo, donde no cabe un alfiler, el respecto es absoluto.

V-Luz-Tarifa-16V-Luz-Tarifa-1

Rubén y Sofía pasaron por primera vez bajo el manto y más tarde, como cada año, tras ver a la Virgen, dejaron su vela encendida junto a la de Candela y Uriel, los hijos de nuestros anfitriones.

V-Luz-Tarifa-14V-Luz-Tarifa-2V-Luz-Tarifa-13

Al caer la tarde la multitud de gente que esperaba pacientemente pasar bajo el manto de la Virgen fue en aumento así que aprovechamos para merendar unos dulces y continuar el paseo.

V-Luz-Tarifa-10

Aún con las calles repletas de gente y más que ambientadas, merece la pena caminar por allí y que los niños corran y disfruten por las calles peatonales que encierra la muralla de Tarifa.

V-Luz-Tarifa-7V-Luz-Tarifa-6V-Luz-Tarifa-9

Siempre me quedo con ganas de más pero ahora que los niños empiezan a ser más independientes y los veo disfrutar de esta forma, las ganas de volver se multiplican por dos por lo que te aseguro que otro año, no faltará un nuevo post de Tarifa repleto de fotos y devoción.

2 comentarios en “Tarifa y la Virgen de la Luz

    1. Es genial, de verdad! Yo siempre que voy me quedo con ganas de más así que espero que de la próxima no pase y busquemos alojamiento para disfrutarla un poquito más 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *