En muchas ocasiones nos deshacemos demasiado pronto de muebles antiguos por viejos, pasados de moda o porque no los ubicamos en un sitio que realmente nos guste. Creo que nos pasa a todos en algún momento de nuestras vidas. Por eso y porque me encanta lo de dar nuevos y diferentes usos a muebles, cajas o simplemente papeles, hoy aunque más tarde de lo habitual (es lo que tiene ser mamá lactante) os dejo unas imágenes preciosas del blog noruego Deas og mia donde podemos ver el resultado de convertir un mueble antiguo en un delicado armario en este caso para niñas.

Se han cambiado de lugar las baldas del mueble, pintado de blanco y añadido un tronco de madera como barra de armario para colgar hermosos vestidos anudándola con cuerda natural. Un detalle perfecto que junto con las cestas de mimbre rosas convierten este antiguo mueble en un armario con mucho encanto.

Y ¡qué me decís del carrito de mimbre? ¡Quiero uno como éste para mi niña!

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

3 comentarios

  • Miri  

    Yo tengo muebles antiguos que podría darles un cambio, pero no tengo sitio, ni tiempo, ni maña!!<br /><br />un abrazo

  • Es divino, que colores, texturas… todo ideal.<br />besos,

  • Miri, a mi también me gustaría disponer de más tiempo para hacer cosas tan bonitas como este armario<br />Besos

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con