Hace algunas semanas llevamos a Rubén a la peluquería por primera vez. De este modo perdía temporalmente esos bonitos rizos que escondía tras de sí y descubría una faceta nueva en este mundo en el que le ha tocado vivir.
La experiencia no le gustó demasiado ni siquiera por el premio con el que salió entre manos.
 

Pero el resultado terminó siendo tan fresco como él.
Que paséis un feliz fin de semana, con playa, piscina o sin ellas 🙂

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

5 comentarios

  • Me muerto de la risa… <br />Candelaria pasó el otro día por la misma experiencia y aunque el primer intento fue fallido (no hubo manera), a la segunda, con un regalito similar al de Rubén, lo conseguimos.<br />Está guapísimo.

  • Me encanta!!! esta monisimo! que poder el de los aspitos!!! oye, el efecto de las fotos es genial! cómo lo haces? algun programa o web?

  • David, en honor a la verdad, Rubén se portó genial pero daba una penita… de ver que no se encontraba las manos debajo de tanta tela se puso a hacer pucheros y se le caían las lagrimitas casi sin quejarse. Un cielo…<br /><br />Ah, My Home Office, me alegra que te gusten las fotos. Mándame un mail y te explico como he hecho lo de las fotos.<br /><br />Besos y gracias por leernos 😉

  • Pero que guapísimo!! ideal y con esa carilla de bueno!!<br />Me chiflan las fotos<br />Besos mil

  • Muchas gracias, Laura. ¿A qué parece bueno? 😀

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con