Decorar un dormitorio con diferentes estilos, colores y muebles de herencia familiar, dan como resultado un espacio con un toque a mercadillo lleno de creatividad donde abundan buenas ideas como estas estanterías pintadas en tres tonos y decoradas con cuentos y juguetes.
Una cama pintada en un rosa empolvado con un cabecero de cama presidido por un gigante lazo contrasta con un papel forrado de papel pintado geométrico que suavizado con el tono gris del resto de las paredes.

Sin lugar, a dudas el columpio de Ikea es más que protagonista, tanto de esta imagen como probablemente de la vida de la pequeña habitante de este singular espacio.

Y después de un vistazo rápido, me quedo sin lugar a dudas con el espacio de juegos, donde me enamora la alfombra, el panel de pizarra, la cocinita decorada con papel de flores y sobre todo, esa vaca de retales que está diciéndome cójeme.

Feliz jueves y cuidado con los resfriados que en cada tenemos uno que no se va ni con agua caliente 🙂

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

1 comentario

  • Miri  

    A mi el columpio y la cocinita me encantan!!<br /><br />Un abrazo

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con