Quien lleva algo de tiempo leyéndome sabe que tengo predilección por curiosear en los blogs de otras mamás y esta curiosidad me lleva a encontrarme en múltiples ocasiones con madres súper creativas, con una sensibilidad especial para la fotografía y mucho gusto por la decoración.
El caso de Audrey  de This Little Street es el de una mamá que se define como adicta a las cosas bonitas. “Las cosas que están bien hechas. Las cosas que se hacen con las manos y con el corazón” ¿Os resulta familiar?¿No os ocurre a muchas de vosotras lo mismo?

Este dormitorio tan lindo es el de su hija menor de tan sólo 12 días de edad y el de su hermana mayor y me parece cuidado de una manera tan dulce que no podía dejar de compartir el hallazgo en Atm.

La inspiración para este cuarto de niñas parte de los recuerdos de los veranos felices, de ahí la relevancia del color amarillo y el toque divertido y fresco del azul turquesa.
Conos de helado, girasoles, nubes rosadas y paseos por el bosque que se entremezclan con una guirnaldas de croché en tonos neutros, una mega bolsa para guardar juguetes o una banqueta decorada personalmente por Audrey.

Cuentos en estantes de metacrilato súper originales o un corazón grabado en punto de cruz en el armario son otro par de detalles que me han parecido lo más de lo más de este dormitorio infantil con olor a verano.

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con