Cuando todavía no acabo de acostumbrarme a la ausencia de la enorme barriga que me ha acompañado en las últimas semanas, caigo en la cuenta que Sofía lleva con nosotros justo un mes. Ha pasado volando, como todo lo bueno, pero cada día aprendo a hacer multitud de cosas con ella cargada en mis brazos o incluso agarrada a mi pecho como si fuese el hombre orquesta.
Ahora he vuelto la vista atrás hasta hace dos años cuando aprendía a ser la mamá de Rubén. Sofía y mi cuerpo me lo han puesto más fácil en esta ocasión porque la lactancia materna me costó bastante la primera vez, pero aún así, no me libro de volver a sentarme a la mesa a almorzar con mi bebé en brazos con tal de no comer frío. Ni me libro de ducharme a la carrera temiendo que me reclame porque tiene hambre o simplemente sed.
Y aún así, ser mamá o remamá, como dice un buen amigo mío, es maravilloso. Porque aunque hay ratos que querría meter la cabeza bajo tierra cual avestruz, hacer la cama o preparar la cena para mi enanillo, con mi niña en brazos no deja de ser divertido a la par que emocionante. Y es que esta mirada lo alivia todo.

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

6 comentarios

  • Sofía es preciosa!! <br />Y aunque ser mamá es una aventura, yo tengo un bebé de 10 meses, ser remamá (me ha encantado esta palabra) tiene que ser lo más. <br />Un besazo y a disfrutarlos mucho, que es cierto que pasa volando.

  • Es monisima!!!<br />ENHORABUENA!!!!

  • MOW  

    muchísimas felicidades! es preciosa 🙂

  • Gracias :)<br />Yo la veo muy bonita pero claro ¡no soy objetiva!

  • felicidades, te comprendo, estoy en la misma situación con mi prematura (y 3 más!!!) a disfrutar!!!

  • Enhorabuena!!! Sofía es preciosa!

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con