Cuando nació mi pequeño torbellino tuve que renunciar a mi mini-oficina y eso que para la vida profesional que tengo era prácticamente indispensable. Lo de ser mamá pasó a un primer plano y decidí que el único dormitorio libre debía de ser para él y que yo ya me apañaría en cualquier rinconcito de casa. Así lo hice y desplacé mi lugar de trabajo a un armario en la cocina. Sí, has leído bien, a un armario. Desde hace algo más de un año trabajo en un armario… o algo así.

Bueno, pues parece ser que no soy la única que ante la ausencia de metros cuadrados disponibles en casa tiene que optar por recurrir a la imaginación y usar cualquier mueble con gran capacidad para hacer esto.

Country Living

Darth CenaPaula PrassAún no disponiendo de todas las habitaciones que quisiéramos creo que estas oficinas son adorables y funcionales a la par,  así que si tenéis un armario al que no sabéis que uso dar y necesitáis tener vuestro propio espacio, manos a la obra y a convertir ese armario en algo que funcione.Tener un espacio de trabajo es importante pero mejor aún si es bonito. Y si se pone un poco desordenado, basta con las cerrar las puertas 🙂

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

3 comentarios

  • DVR  

    Qué chulas! tal vez algún día monte una así en la habitación que me queda libre en casa!

  • Al menos tú tienes una habitación libre. Lo mío era: o en un armario o en ningún sitio 😀

  • Anda!, no habéis sido los únicos… qué bonitos estos despachos-armarios

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con