Bizcocho integral de limón

El ser goloso es algo ya se puede remediar con un rico bizcocho de limón ¡integral! Si lo eres desenfrenadamente, has pasado por un embarazo, sigues con algún kilito de más, de tu cabeza no desaparece el dulce y te encanta la repostería, como me ocurre a mi, has de estrujarte el coco para matar ese deseo irrefrenable que está tentándote a diario. Principalmente, por dos motivos:

1. No saltarte demasiado la dieta que tan estrictamente estás siguiendo desde hace meses.
2. Para que los que habitan en casa contigo no se vean afectados en ningún modo por la ausencia de manjares deliciosos en la despensa.

Así, surgió esta receta y con ella puedo seguir despidiéndome de esos kilos que se habían instalado en mi báscula desde que me convertí en mamá y aún no me dejaban respirar cómodamente dentro de los vaqueros aunque por mi mente no deje de rondar el delicioso bizcocho de calabaza o las galletas mágicas (las preferidas de mis hijos).

Con la fabulosa base de la receta del bizcocho de limón de mi madre (que gusta a todos por igual) y sustituyendo ingredientes surge la receta que te dejo hoy y de la que puedes ir tomando nota.

La preparación no puede ser más sencilla: se mezclan todos los ingredientes con una batidora (si tamizamos la harina y la levadura, conseguiremos evitar los grumos en nuestro bizcocho), engrasamos un molde de unos 22 cms, vertemos la masa y horneamos 40 minutos a 170º, sin ventilador.

 

Resultado: un bizcocho hecho en muy poco rato con poquito esfuerzo que hace las delicias de grandes y pequeños y resulta ideal para desayunos, meriendas e incluso, para matar ese gusanillo goloso que tenemos instalado en la barriga evitando sumar demasiadas calorías.

¡Feliz y goloso jueves! Y si queréis ver algunas de mis recetas, no os perdáis la sección Sólo 5 pasos. Recetas fáciles, ricas y hechas en un plis plas.

3 comentarios en “Bizcocho integral de limón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *