El gusto por la acuarela

Llevo meses con una pequeña obsesión, la acuarela. De hecho algunos de mis últimos diseños para invitaciones de bodas están basados en esta tendencia (podéis verlos aquí). Me apetece mucho aprender a usar mejor mis acuarelas, porque con el dibujo y la pintura ocurre que cuando dejas de practicar cualquier actividad, tienes como un pequeño temor a meter la pata, pierdes fondo cual corredor y sientes como si ya no tuvieses la habilidad que antes de caracterizaba.
Nada más lejos de la realidad. La habilidad que teníamos sigue estando ahí, si me apuras, la tenemos e incluso podemos seguir desarrollándola porque ahora hemos crecido y somos más creativos. La experiencia de lo vivido nos hace ser más sabios conforme cumplimos años y eso nos convierte en alumnos aventajados en las actividades en las que antes éramos mucho más que principiantes.

Hoy aún con el cansancio acumulado de mi viaje relámpago a Madrid, para disfrutar de una velada estupenda en la fiesta de las Malas Madres donde he tenido el placer de conocer a maravillosas mujeres creativas, emprendedoras y por supuesto, madres con mayúsculas, os dejo con imágenes de inspiración para perder el miedo al pincel o a cualquier otra afición que hace años dejaste de practicar.

2 comentarios en “El gusto por la acuarela

  1. Me encanta! estoy loca por introducirme en este mundo de la acuarela la verdad…pero antes me gustaría dar alguna clase o algo y comprarme buenos materiales 🙂
    Un gustazo conocerte!
    Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *