Todos los días dedico unas pocas de horas a hacer el indio con mi niño, pero ¿quién no? Yo desde luego, hago el indio la mayor parte del año pero ahora que soy mamá me aplico en ello con dedicación exclusiva.

Hay quien ya hace tiempo se tomó su profesión de una forma similar y acabó llamando a su empresa así, Haciendo el indio, y dedicando su labor empresarial a crear cosas bonitas, llenas de poesía y diversión, como bien explica esta marca en su rincón de Internet.

Desde que conocí esta iniciativa me encandiló, pero más aún cuando pude saber que la idea de este proyecto partió de una mujer llamada Cristina Serrano, también mamá, y que tras trabajar en grandes empresas de comunicación, entretenimiento y decoración, cambió la gran ciudad por un rincón frente al Mediterráneo y volvió a la niñez de la mano de sus hijos, llamando a su proyecto como os decía, Haciendo el indio.

Desde su web podréis conocerla un poquito mejor y tener acceso a su tienda online donde encontrar cuadros y cenefas, muñecos de lino y fieltro, telas estampadas, ilustraciones, joyas, portachupetes, babilletas (babero + servilleta), atrapasueños…

O murales para decorar el dormitorio de vuestros hijos, tan bonitos y originales como estos.

 

Mujeres como Cristina, mamás y creativas, suponen para mí toda una inspiración. Imagino que para algunas de vosotras, mamás, también.

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

1 comentario

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con