No se trata del Caribe, es Cabo de Gata con niños. Y aunque por la fotografía de portada y el agua de las playas que vas a ver en este post, te pueda recordar a las playas de Cancún, nada está más lejos de la realidad. A los españoles nos quedan mucho más cerca las fascinantes calas y playas que tenemos en Almería. Más exactamente en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Estuvimos allí hace poco más de un año, disfrutando las vacaciones de 2016 y, desde entonces, estoy deseando poder volver para conocerlo mucho mejor.

Tenía pendiente escribir un post desde entonces, para contarte cómo fueron nuestros días de vacaciones en aquellas costas pero entre unas cosas y otras se me había ido quedando atrás. Hoy, aunque sea un post tardío, me quito la espinita y comparto contigo nuestras vacaciones en Cabo de Gata, con niños.

Nos alojamos en el mes de agosto en la zona de Retamar y aunque pueda parecer el peor mes para veranear (que de hecho, lo es en la mayoría de zonas turísticas) El Toyo, es una zona tranquila y familiar. Una zona cuya primera línea de costa está poblada por hoteles de gama media y alta y urbanizaciones con casitas unifamiliares. Una ubicación residencial con un paseo marítimo muy agradable al caer la tarde y una zona de ocio. Pequeña, junto a los hoteles, pero acogedora.

Desde allí partíamos cada mañana para conocer los pueblos y las playas que se encuentran dentro del Parque natural. Teníamos una playa amplísima justo delante del hotel pero preferíamos adentrarnos en el parque. Aunque para ello tuviésemos que desplazarnos cada día unos kilómetros en coche. Merece la pena ya que estás allí. Así tienes la oportunidad de disfrutar de paisajes atípicos y desconocidos.

Cala de Mónsul (San José)

Uno de los primeros días, disfrutamos de la playa de Mónsul. Una playa preciosa, más que famosa por aparecer en una de las películas de Indiana Jones (La última cruzada). Muy bella aunque más poblada que otras por dicha fama. Y que como decía al inicio, era el mes de agosto.

Acceder a otras de las calas más conocidas como la Cala de los Muertos  no es muy sencillo si viajas con niños. Nosotros, no llegamos a planteárnoslo siquiera. Había leído que no tienen fácil acceso o hay que andar bastante. Cargados con neveras, sombrilla, juguetes y dos niños cansados nada más bajas del coche, no es plato de buen gusto y lo descartamos para otra ocasión en la que sean algo mayores.

Una facilidad para no irte de Cabo de Gata con niños sin conocer las famosas playas, es el autobús urbano que te acerca a ellas por un coste asequible. Así, puedes disfrutar de la playa de Los Genoveses o Mónsul sin complicaciones.

cabo de gata con niños

También, podíamos habernos desplazado hasta la zona de playa en coche pues hay un horario y espacio habilitado para ello. Pero como es reducido, tendríamos que haber madrugado bastante para llegar a tiempo y no nos merecía la pena, sinceramente. ¡Uno no está de vacaciones todos los días!.

El coste del autobús no es alto así que merece la pena viajar en este transporte público y así no tener que despertar muy temprano a los niños.

Los pueblos de Cabo de Gata con niños

Aquellos días, visitamos algunos de los pueblos con sus playas, más conocidos de la zona: San José, Agua Amarga, Las Negras (allí, almorzamos un mediodía una fideuá riquísima en La Sal, un restaurante en primera línea de playa), Carboneras, Los Escullos…

Y entre una visita rural y otra, pudimos ver Las Salinas de Cabo de Gata, muy cercanas al Faro y a la belleza espectacular del arrecife de las Sirenas.

salinas cabo de gata con niños   

Como para olvidar ¿verdad? Y, es que cada uno de los viajes que hago con los niños es inolvidable. Por uno u otro motivo.

En este, la playa de La Fabriquilla, será uno de mis recuerdos imborrables. Esta playa de aguas cristalinas, que ves justo en esta imagen y la que abre este post.

Es ideal para ir con niños porque es amplia con fácil aparcamiento y dispone de algunos servicios cercanos. Además, los niños pueden practicar snorkel sin moverse de la orilla y ver pasar a su alrededor, una gran variedad de peces. Una gozada que ya no es fácil vivir en cualquier otra playa más concurrida.

El cierre de estas vacaciones en Cabo de Gata con niños, tuvo lugar con una parada en Frigiliana, un precioso pueblo en la provincia de Málaga, pero de eso, ya te hablé y te enseñé otro día. ¿Recuerdas?

¡Qué bonita es Andalucía!

Guardar

Suscríbete a mi newsletter

Lee Atm en tu correo para no perderte nada de nada

Un poco sobre mi

¡Hola! Mi nombre es Mamen, directora de arte en Blanco Ruso y autora de este blog personal, donde encontrarás recursos creativos para mamás todo terreno.

¿Y tú qué opinas?

He colaborado con