El café del viernes: me marcho

He pensado que la mejor de las formas para contar que me marcho es sentarme café en mano a charlar tu a tu como si estuviese en cualquier cafetería con una amiga. Así todo parece más cercano y me uno a la propuesta marcada por mis admiradas chicas Bebestilo, Mar y María que desde hace unas semanas cada viernes se toman un café con sus lectores para contarnos lo que pasa por su mente. Hoy os quiero contar lo que pasa por la mía.

Si estuviese tomando un café con cualquiera de vosotros lo primero que os diría es que #tengotantoquecontar … Los que me seguís en Twitter habéis leído ésto muchas veces en las últimas semanas y es completamente cierto, pero para empezar os diré algo más: no suelo tomar más de un café al día y si Rafa no está en casa lo tomo soluble. Es evidente que por pura pereza y es que llenar la cafetera sólo para mi, aunque os parezca increíble, me resulta una tarea de lo más pesada.
Si estuviese tomando un café con cualquiera de vosotros os diría que me marcho. Me marcho de mi tierra, Córdoba, aunque no de Andalucía. Me marcho de mis raíces, mi casa, mis amigos y de gran parte de mi familia. No dejo Atm, aunque haya podido parecerlo, pero sí que durante un par de semanas o tres voy a tomarme un descanso y publicaré a lo sumo dos post semanales. Necesito respirar profundo y asumir los cambios.
Si estuviese tomando un café con cualquiera de vosotros os diría que la semana pasada estábamos recogiendo todo lo que acumulamos de vida en nuestros casi diez años de casados en nuestro piso y dejándolo completamente desierto y también os contaría que un día después llegábamos a un rincón de Sevilla donde los niños, sorprendentemente, parece se han adaptado en un santiamén. Y es que con la ayuda de los #benditosabuelos todo es mucho más fácil.
Sobre la mudanza, os diría que pienso contarla con más detalle y así como contar cómo hicimos para convertirla en un juego para los niños y que no resultase demasiado traumática. También, que hice algunas fotos y que aunque no son buenas, si me encuentro con fuerzas, las publicaré para compartirlas con vosotros. Si queréis ver un adelanto no os perdáis el Instagram de Atm.
Si estuviese tomando un café con cualquiera de vosotros os diría que hice una excepción para tomarme un café por la tarde al hacer esta foto y que la palmera que se ve al fondo es una maravilla heredada de los abuelos paternos de mis niños que cuidamos con mimo desde hace ocho años y que no podíamos dejar atrás, aunque los hombres de la empresa de mudanza se estén acordando aún de nosotros por lo que les costó moverla. Seguro que volvéis a verla de aquí en adelante porque nos hemos mudado a una casa con un patio precioso que hemos llenado con todas nuestras plantas.
Si estuviese tomando un café con cualquiera de vosotros os diría que mi estado de ánimo no es el mejor pero que tengo muchas ganas de seguir luchando y de pasear en bici como os contaba aquí en mi nueva vida. Sé que gracias a mis peques y a Rafa esta nueva etapa será buena y podré compartir con alegría que me marcho pero que como dice @Patchgirl los principios son como regalos sin abrir y eso, es maravilloso.
¿Y vosotros?¿Me contáis algo en este viernes de cambios en Atm?

20 comentarios en “El café del viernes: me marcho

  1. Mucho ánimo, Sevilla es una ciudad maravillosa y seguro que vais a estar encantados. La adaptación se hará poco a poco pero seguro que será mucho más fácil de lo que ahora te parece. Y cuando tengas nostalgia, siempre puedes volver a tomarte un café delante de la palmera, será como volver a estar en tu antigua casa.
    Mucha suerte en esta nueva vida!

  2. Yo voy a usar esta invitación a ver lo que nos contamos para que tus miles de lectores sepan en lo que hemos gastado nuestras tarifas móviles en los últimos días vuestros en tu Córdoba. Todos esos “que pasara”, “como nos irá”, “los niños como aceptarán el cambio”, etc tenían la misma respuesta… “TODO IRA BIEN” y fíjate que afortunadamente tenía razón porque alquiler mensaje por la noche nos alegraba a más de un@ diciendo.. “Ya era hora”… Desde aquí, y para quien te conozca un poquito menos, he de decirte que has hecho lo mejor que podías hacer, con valor has decidido que lo mejor para tu familia era tomar ese camino… Parafraseandote un poco te diré, que si me estuviera tomando un café contigo volvería a apoyarte en la decisión tomada, porque creo que es la mejor… Te daría un besazo y nos tomaríamos un trocito de pastel cordobés!!! (Fíjate tu que esta historia de cambio de ciudad ya la has vivido antes para que todo mejorara, eso si, eras más peque) TIENES UN BLOG ESPECTACULAR

  3. mucho ánimo y estoy segura que te adaptarás. Además es una oportunidad para ampliar vivencias y poner en marcha tu creatividad, harás que el blog sea mucho más interesante. Un beso guapa

  4. Pero sabes que no estás sola, tienes amigos en Sevilla que sabes que están dispuestos a haceros el cambio más fácil. Bienvenida, será sin duda una buena experiencia y más con esta familia tan maravillosa que tienes. Espero verte muy pronto, café en mano! Besos.

  5. Los cambios son difíciles sin duda… pero según lo poco que se de vos de acuerdo a lo que leo en u blog desde siempre es que tenes una forma maravillosa de ver la vida… de siempre encontrarle el lado poético y artístico a todo… así será en la nueva etapa…
    El hogar… hogar hogar es el tu formás con tu familia… y vayan donde vayan va a ser así…
    Un par de cuadros con fotos, objetos conocidos y un rico olorcito que salga de la cocina puede transportarnos a cualquier lugar… sin duda a tu casa anterior…
    La casa nueva será maavillosa al igual que la vida que van a emprender ahí!
    Saludos y Besos desde Buenos Aires, Argentina!

  6. Hola¡! No se ha que es debido el motivo del cambio de ciudad, pero debes animarte. Te sigo desde que nació Álvaro hace ya 20 meses. Tus manos hicieron el sello de su natalicio, mis manos te guiarán por Sevilla sí lo deseas. Ya que soy una enamorada de mi ciudad. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *